Publicaciones

ANDREA SERNA ENTREVISTA CON FACTOR X

Después de modelar, presentar la sección de farándula de los noticieros de RCN y Factor X, Andrea Serna sorprende a sus seguidores con un programa llamado Entrevista Andrea, que emite el canal NTN24 Horas tres veces por semana. Hace rato que se quitó el estigma de la niña linda de la televisión.

En las facultades de Periodismo y Comunicación Social hay verdaderos tratados y documentos completos de cómo realizar una entrevista en televisión. Incluso, con el boom de Internet no faltan los bloggeros que escriben, a manera de recetas de cocina, acerca de esos trucos y secretos que el periodista debería tener en cuenta para desentrañar el alma de sus entrevistados.
Frente al tema hay muchas voces. En el programa Entrevista Andrea, que transmite NTN 24 Horas, pareciera que la sola figura de Andrea Serna fuera el ingrediente fuerte de su éxito en materia de sintonía. Pero todo indica que existe algo más que el magnetismo y encanto de la presentadora y modelo, cuya carrera es conocida con creces en Colombia, menos en el resto de América, a donde también llega la señal. “No soy figura de otros lados. Así que la gente ve mis entrevistas por la importancia de los personajes y no por mi”, dice la joven caleña, que en pocos meses también regresará a la presentación del reality de RCN, Factor X.

Se sabe por experiencia de los grandes entrevistadores del país como Yamid Amat, Darío Arizmendi y Juan Gossaín que no es fácil picarle la lengua a la gente y que siempre habrá personajes que se resistan a hablar de sus escándalos, de su sexualidad o de sus situaciones dolorosas.

Sin embargo, los artistas que han pasado por el programa de Andrea eliminan las barreras de su intimidad y terminan desnudándose ante los televidentes. Por ejemplo, Amaía Montero, ex vocalista de La Oreja de Van Gogh, habló sin reparos, y con las mejillas llenas de lágrimas, acerca de la muerte de su padre y de la canción que le compuso en los días de luto más intenso. Y eso que Andrea no le preguntó sobre el tema. La cantante entró en confianza y reveló detalles de esta noticia que en su momento conmovió a la Península Ibérica.

Con el actor Eduardo Verástegui, la presentadora también logró una entrevista con una alta dosis de confesiones. El galán decidió hablarle sin presiones acerca de su supuesto romance con Ricky Martin, una polémica que lo persiguió por años, pero él mismo se encargaba de frenar sin contemplaciones en Miami y España, donde la prensa rosa tiene el arrojo de meterse en la vida íntima de los famosos.

Sin embargo, en esta línea no camina el estilo del programa que presenta la modelo y ex conductora de las noticias de entretenimiento de RCN Televisión: “Mis preguntas son para sacarles cosas positivas a los artistas, no para que se sientan incómodos”. De ahí que ella misma haya creado un decálogo de temas y preguntas vetadas en su programa.
Andrea no habla de política, por ejemplo. Y es que este no es su campo: “No me gusta la pregunta obvia a un cantante cubano, y que busca sacarle sus opiniones acerca de los problemas de la isla. Así como jamás hago que mis entrevistados venezolanos hablen de Chávez”.

Otro punto que prefiere omitir durante el desarrollo de sus conversaciones con los actores y cantantes es el tema de su sexualidad: “Creo que eso no es de interés general”. La valluna parece ir en contravía de algunos programas de chismes del corazón de los famosos y entrevistas polémicas, que existen en las cadenas de televisión de Perú, Miami y España como una respuesta a los altos ratings que marcan en los sondeos de audiencia.

“Mis entrevistas son positivas”, dice ella con tono concluyente. “Si la polémica se da es por el mismo personaje, pero no conduzco mi cuestionario hacia esa meta”. Ella tiene un argumento de peso: tampoco le gusta que los periodistas se le metan al rancho.

Pero no siempre los personajes tienen la osadía de un Verástegui, o una Amaía, o una María Conchita Alonso para decir cosas atrevidas. En su ejercicio como entrevistadora, la colombiana descubrió que en el mundo del espectáculo no faltan las estrellas que tienen respuestas programadas, como extraídas de un libreto, y que terminan diciendo siempre las mismas cosas. Como tampoco faltan los personajes a los que les preguntan los eternos temas de siempre. Algo de esto vivió al lado de Miguel Bosé. Antes de viajar a Cartagena, para presentarse frente a él, Andrea detectó durante la investigación de la vida de este hispano-colombiano que los temas que le planteaban siempre giraban en torno a su larga soltería, el matrimonio o el sexo. De ahí que se la haya jugado para sacar a relucir una etapa poco conocida del interprete de Amante bandido: “Abordamos su niñez a partir de libros que había leído y de su soledad en la infancia. Fue un niño diferente a todos los demás”.

Con ese afán de apartarse de las preguntas obvias, la presentadora llegó a México, donde tuvo un largo encuentro con Lucerito: “Me encantó. Terminamos hablando de su vida en familia y de los domingos con sus niños”. No hay escándalos. Tampoco hechos incendiarios, ni morbosos. Sólo el Factor X de Andrea para desentrañar las cosas que todos quieren escuchar de sus ídolos de carne y hueso.

Fuente: Revista Jet Set



Facebook

Twitter

Instagram